sábado, 29 de agosto de 2009

M27 la nebulosa dumbbell

Descubierta por Charles Messier en 1764.
La Nebulosa Dumbbell M 27 (que puede traducirse por “Pesa” o “Mancuerna”, pero en este caso el nombre en inglés es el más utilizado) fue la primera nebulosa planetaria en ser descubierta. El 12 de julio de 1764, Charles Messier descubrió este nueva y fascinante clase de objetos, y describe a ésta como una nebulosa oval sin estrellas. El nombre “Dumbbell” proviene de una descripción hecha por John Herschel, quien también la comparó con el “disparo de una escopeta de dos cañones”.
Esta nebulosa planetaria es el objeto más impresionante de su clase en el cielo, ya que su diámetro angular es de casi 6 minutos de arco, con un halo tenue que se extiende por algo más de 15 minutos de arco, es decir, la mitad del diámetro aparente de la Luna. También se encuentra entre los más brillantes, siendo al menos (con su magnitud aparente estimada de 7,4) casi tan luminosa que la Nebulosa Hélice NGC 7293 en Acuario, que tiene una magnitud de 7,3, la que sin embargo tiene un menor brillo superficial debido a su mayor extensión.
La porción brillante de la nebulosa aparentemente se está expandiendo a una velocidad de 6,8 minutos de arco por siglo, lo que la hace llegar a una edad estimada de 3 000 a 4 000 años.
La estrella central de M 27 es bastante brillante, con una magnitud de 13,5 y con una temperatura de unos 85 000 K (sería una sub-enana azulada caliente tipo O7, tal como se la lista en el Catálogo Celeste 2000). K. M. Cudworth del Observatorio de Yerkes encontró que probablemente tenga una tenue compañera (de magnitud 17ª) a 6,5 minutos de arco con un ángulo de posición de 214º (Burnham).
Como sucede con la mayoría de las nebulosas planetarias, la distancia de M 27 (y por lo tanto su dimensión real y su luminosidad intrínseca) no es bien conocida. Hynes da unos 800 años luz, Kenneth Glyn Jones da 975, Mallas / Kreimes la estiman en 1 250, mientas que otras estimaciones van desde 490 a 3 500 años luz. Actualmente, se están realizando investigaciones con el Telescopio Espacial Hubble a los efectos de determinar un valor más confiable y acertado de su distancia.
Adoptando nuestro valor de 1 200 años luz, su luminosidad intrínseca es unas 100 veces mayor que la del Sol (magnitud absoluta –0,5), mientras que la de la estrella es aproximadamente de +6 (un tercio de la del Sol), y la de la compañera sería de +9 o +9,5 (unas 100 veces menos que la del Sol), todas ellas en la porción visible del espectro electromagnético.
Que la enebulosa sea tanto más brillante que su estrella, muestra que esta última emite principalmente radiación altamente energética en la zona no visible del espectro, la que es absorbida por el gas de la nebulosa, y re-emitida por la nebulosa, al menos en buena parte, como luz visible.
En realidad, como sucede con casi todas las nebulosas planetarias, la porción mayor de la luz visible se emite en una única línea espectral, la de la luz verde a 5 007 Ángstrom.
A unos 2 grados al oeste de M 27 se encuentra el poco conspicuo cúmulo abierto NGC 6830, que contiene unas 20 o 30 estrellas ampliamente dispersas; este cúmulo se encuentra a unos 5 500 años luz de distancia.

sábado, 15 de agosto de 2009

M16, Nebulosa del Águila

En esta temporada, el cielo está lleno de nubes, es una lástima porque también es una de las mejores épocas para fotografiar al cielo ya que el centro de la Vía Láctea se encuentra visible en estos días.
Esta zona se muestra llena de estrellas, nebulosas y cúmulos, por lo tanto, siempre estoy al acecho de alguna noche en que el cielo se despeje un poco, esto sucedió el 9 de agosto y el tiempo que el cielo estuvo despejado me permitió capturar 20 imágenes con duración de 4 minutos cada una. De estas 20, solo pude aprovechar 19 ya que una de ellas tenía errores de guiado.
En el procesamiento de la imágen, encontré que una hora y 16 minutos de exposición total fueron insuficientes para capturar toda la zona nebulosa que conforma M16. Sin embargo aún así el centro de la nebulosa muestra buen detalle. Desafortunadamente los siguientes días han estado nublados por lo que no pude acumular más tiempo de exposición.
Esta nebulosa es muy conocida ya que aparece constantemente en películas y libros a partir de las fotografías muy detalladas que tomó el telescopio espacial Hubble del centro de ella.